Con el voto oficialista en Diputados se aprobó el proyecto de Emergencia Solidaria del gobernador de Entre Ríos

Tras más de cuatro horas y media de sesión, la Cámara de Diputados de la legislatura entrerriana aprobó por mayoría oficialista el Proyecto de Ley de Emergencia Solidaria, que ahora pasó al Senado para su consideración en la sesión de mañana, a las 11 Hs. De esta manera, pese a la crítica gremial y de la oposición, la propuesta del gobernador Gustavo Bordet dio un importante paso para su transformación en ley.

La sesión se realizó en forma semipresencial  -sólo estuvieron presentes en el recinto el presidente del cuerpo, el concordiense Ángel Giano, los secretarios y los titulares de las diferentes bancadas- y comenzó, como estaba previsto, a las 11 Hs., tratándose en la misma la iniciativa del Poder Ejecutivo provincial, que había sido girada previamente a las comisiones de Hacienda; Presupuesto y Cuentas; y Previsión y Seguridad  Social.

La iniciativa declara hasta el 30 de junio de 2021 (prorrogable por única vez por 180 días) el estado de emergencia pública en materia económica, sanitaria, administrativa y previsional, aplicada a los tres poderes, municipios adheridos al sistema previsional, entes descentralizados, autárquicos, autónomos, empresas y sociedades del Estado.

El proyecto aprobado impulsa una reforma del sistema previsional, vía aumento de aportes personales, como un incremento progresivo de aportes de trabajadores, funcionarios , legisladores y jubilados que ganen más de 75.000 pesos,  fondos que se destinarán a solventer la deficitaria Caja de Jubilaciones;  asimismo, se prevén contribuciones especiales de los propietarios de 1.000 o más de 1.000 hectáreas y las entidades del sistema financiero.

Como se esperaba, el proyecto fue aprobado por los 20 diputados del oficialismo y obtuvo el rechazo de los 14 legisladores de Juntos por el Cambio. La sesión se estiró por los extensos discursos en los que hubo defensas y rechazos al proyecto, informó Análisis.

En su artículo 2°, el proyecto establece que la Ley es de “orden pública”, que supone que la norma empieza a regir desde el momento de su promulgación.

El proyecto del Poder Ejecutivo cuenta de 12 artículos, de los cuales uno es de forma. En el punto primero se declara el “estado de emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, sanitaria, administrativa, y previsional en el ámbito de la Provincia de Entre Ríos, con el propósito de asegurar el cumplimiento de las funciones inherentes al Estado provincial y la normal prestación de los servicios públicos”.

La emergencia se extenderá hasta el 30 de junio de 2021, prorrogable por única vez mediante decreto del Poder Ejecutivo Provincial por 180 días en caso de que a su criterio se mantenga la situación de emergencia.

El artículo 4° estipula que para sostener el sistema previsional los aportes personales se calculará “sobre el total de la remuneración liquidada al personal en actividad según el siguiente esquema:

Salario nominal: a) hasta $75 mil, 16% de aportes personales; b) desde $75.001 a $100 mil, aportes personales del 18%; c) desde $100.001 a $200 mil aportarán el 20%); d) desde $200.001 en adelante aportarán el 22%.

Hoy, según la Ley Previsional N° 8.732, el aporte personal a la Caja de Jubilaciones es del 16%, e igual porcentaje es el aporte del Estado como empleador, con lo cual la suba propuesta sobre los salarios produce quitas que van del 2% al 4%.

En cambio, se mantiene el aporte jubilatorio para el personal de la Policía, que es del 18%, según el Reglamento General de la fuerza, según la Ley N° 5.654, del año 1974, en tanto los haberes de los efectivos policiales no supere los $100 mil. Por encima de ese monto, se aplicará el mismo esquema que para el resto de la Administración: desde $100.001 a $200 mil aportarán el 20%); y desde $200.001 en adelante aportarán el 22%.

Igual criterio que el de la Policía se aplicará para el personal del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, cuyo régimen está comprendido en la Ley N° 5.797.

En el punto 6 del proyecto de Bordet se establece los porcentajes de los aportes “solidarios extraordinarios” para cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones. Serán calculados en forma proporcional al nivel de ingresos, a detraer sobre el monto total nominal liquidado a cada uno de los beneficiarios de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Entre Ríos.

Quienes tengan un salario desde $75.001 a $100 mil aportarán un 4%; desde $100.001 a $200 mil un 6%; desde $200.001 a $300 mil un 8% y desde $300.001 en adelante aportarán un 10%.

El artículo 7° modifica el Código Fiscal, concretamente el artículo 160°. “Para las Entidades Financieras comprendidas en la Ley Nº 21.526 y sus modificatorias, la base imponible estará constituida por el total de la suma del haber de las cuentas de resultados, no admitiéndose deducciones de ningún tipo”, será la nueva redacción.

En el punto 8 del proyecto se dispone modificar la Ley Impositiva 9.622, para la actividad de “Comercio mayorista de medicamentos para uso humano”, la que quedará fijada en 4%, mientras dure la emergencia establecida por la presente ley.

En el artículo 9° se establece un aporte extraordinario equivalente al 10% del impuesto inmobiliario anual, aplicable a los inmuebles de la planta 6 y 7, cuya superficie sea igual o superior a 1.000 hectáreas.

En el punto décimo se suspende durante la vigencia de la emergencia las facultades que por cualquier normativa hayan sido atribuidas al Poder Legislativo, al Poder Judicial, a los Entes Descentralizados, Autárquicos, Autónomos, Empresas y Sociedades del Estado para “el incremento de haberes cualquiera fuera el concepto o denominación, por fuera de lo que pudiere acordarse en el marco de las Paritarias de la Administración Central”.

Presentación

El encargado de presentar el proyecto fue el presidente de la Cámara Baja, Ángel Giano, quien desde una banca en el recinto casi vacío, de acuerdo a Entre Ríos Ahora, fundamentó que la iniciativa busca “el normal funcionamiento de la administración y hacer frente a esta crisis sanitaria histórica, inédita e inesperada, garantizando los servicios esenciales que el Estado entrerriano tiene que cumplir”.

Además, señaló que tiene como finalidad “lograr la sustentabilidad de nuestra Caja de Jubilaciones y Pensiones” y resaltó que la emergencia es “temporaria” y que finalizará el 30 de junio de 2021.

“A la Ley la podemos dividir en tres aspectos fundamentales: uno referido al fortalecimiento y sustentabilidad de la Caja, a través de aportes o contribuciones tanto del personal en actividad como pasivo; aporte solidario que será mientras se mantenga la emergencia. Es una ley transitoria, extraordinaria y tiene fines públicos claramente reconocidos, en su texto pero también en la realidad que es la única verdad”, explicó.

Enseguida, refirió que el espíritu de la Ley es que “quienes más dinero han ganado más aporten y que sean beneficiados los sectores de menores recursos”.

“Se pretende aumentar la base imponible a las entidades financieras para que aporten o tributen el ingreso bruto sin deducción alguna, como hoy lo están haciendo. Equiparando a provincia como Santa Fe y Córdoba. Es decir, vamos a aumentar la recaudación de un sector de la que últimamente más ganancias ha obtenidos”, señaló luego.

“Hablar de ley de emergencia no es agradable. Entendemos la posición de los compañeros de los gremios. Pero son medidas transitorias, terminan en junio del año que viene; son progresivas,  ya que al 85 no le impacta; del 15% restante, la mayoría son funcionarios o funcionarias. Los salarios más altos, funcionarios, legisladores, jueces, son los que más aportarán. Es una emergencia solidaria”, argumentó.

Críticos y defensores

 El primero de los opositores que habló fue el radical Gustavo Cusinato, quien dijo que la crisis no es nueva en Entre Ríos y que se agravó durante la pandemia. “No la denominaría una ley de emergencia, sino una de agotamiento de modelo estructural de gestión, que hace 16 años gobierna el mismo partido”, dijo y agregó: “Esto es un plan de ajuste”.

A su tiempo, el macrista Nicolás Mattiauda sostuvo que “esta Ley deja al descubierto la grave situación de las finanzas de la provincia y es una ley que recorta derechos”.

“Lamentamos que el Poder Ejecutivo se haya aprovechado para en forma inconsulta para avanzar con este proyecto. El gobernador ha dilapidado parte de su prestigio como dirigente político, ya que cambió su perfil: ha pasado del consenso y el diálogo al autoritarismo”, reprochó.

Asimismo, dijo que “esta es una ley de ajuste y de rebajas; es un parche que no resuelve el problema estructural. Estos $2.200 millones que se pretenden recaudar no resuelven el déficit de este primer cuatrimestre”.

Tras ello, el diputado peronista Néstor Loggio le respondió que nadie “en su sano juicio puede pensar que no estamos en emergencia” y consideró  lógico que se realice un esfuerzo de los sectores que más ganan.

“Se dijo que el gobernador no administra bien, sin embargo, en un proceso de estanflación el gobernador acordó paritaria con los trabajadores por encima de la inflación. En ese mismo proceso logró disminuir la plantilla de empleados públicos en 3.500  agentes”, valoró.

La diputada radical Gracia Jaroslavsky fue otra de las voces opositoras más vehementes. “Ustedes hablan de un aporte solidario y la solidaridad que tiene que tener la gente para con el Estado. Y en esta situación complicada en la que nos encontramos la solidaridad debe ser del Estado para con la gente”, reflexionó.

Y agregó: “En este momento no se le puede pedir esfuerzo a ninguno de los sectores, salvo a aquellos que tienen sobrados recursos”.

Más adelante, marcó que el modo en que se presentó el proyecto no se condice con el consenso y diálogo con la oposición que destacó el gobernador en su discurso ante la Asamblea Legislativa, a principios de año. “Me enamoré de ese hombre; me pareció un tipo que tiene un grado de conciencia completamente diferente al que nos está mostrando hoy”, manifestó.

Al finalizar, expresó que con este proyecto de emergencia “se está empujando a la pobreza a la poca clase media que tenemos”.

La diputada peronista Estefanía Cora también salió en defensa del proyecto y le recordó a los opositores medidas del gobierno de Mauricio Macri. “Pareciera que luego de cuatro años han pasado por una de las cabinas sanitizantes del Covid-19 y no recuerdan nada”, chicaneó de entrada.

Enseguida, recordó que el gobierno nacional de Cambiemos rebajó a secretarías al Ministerio de Salud de la Nación y el de Trabajo. “Los responsables de haber sacado la inversión del Estado en Ciencia y Tecnología no somos los representantes del bloque Creer”, planteó.

Luego se sucedieron varias voces opositoras al proyecto: hablaron Jorge Satto, Uriel Brupbacher, Manuel Troncoso, Julián Maneiro, Esteban Vitor y Eduardo Solari.

El macrista Vitor dirigió su discurso al gobernador Bordet. «Usted hizo responsable al gobierno de Macri y habló de un desajuste de 4.000 millones de pesos. Recuerde que cuando usted asumió no había dinero para pagar el aguinaldo ni los sueldos y recurrió al ministro Frigerio y al presidente Macri.  Pidió, además adelantos de coparticipación del 2016 al 2019 como los 23.500 millones para pagar sueldos y jubilaciones en tiempo y forma. También llegaron otros 1.500 millones de pesos y se les restituyó a todos los entrerrianos el 15% de coparticipación que el gobierno anterior (de Cristina Kirchner) no le había pagado un solo peso y sólo de eso recibió 15.000 millones más», detalló Vitor.

Y añadió: «Respecto a los jubilados justamente un gobierno insensible, como se dijo acá, ayudó con 8.000 millones de pesos a paliar el déficit de la Caja de jubilaciones, también se recibieron otras ayudas para hacer un total de 29.000 millones de pesos en total, aparte de lo que viene por los cánones normales y hay que mencionar también los 17.000 millones de pesos en obras del gobierno nacional en Entre Ríos».

La última palabra fue para el peronista Julio Solanas, que defendió el proyecto de emergencia. “Es lamentable que la oposición haya puesto la mirada en atacar y no preocuparnos por esta situación absolutamente no querida y que ha generado una enorme zozobra en todos los niveles de la provincia”, planteó.

Finalmente,  ocupó gran parte de su tiempo en responderle al diputado Vitor, quien había resaltado que durante la gestión de Macri el gobernador Bordet recibió fondos y obras. “Se dejaron muchas obras inconclusas en los municipios. Las que empezaron no las concluyeron”, y recordó las obras pendientes en jardines maternales, en la zona del barrio Gaucho Rivero en Paraná, y hasta el promocionado puente Santa Fe-Paraná.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

¿Te gusta este sitio? No te pierdas nuestras noticias