El cubano Jasiel Rivero Fernández: “En el Gigante Verde el público alentaba en los momentos buenos y malos”

Tuvo dos etapas en el Club Estudiantes Concordia y fue uno de los aciertos en de la dirigencia del básquet profesional. Fue de menor a mayor y su profesionalismo lo hizo escalar de la Liga Nacional Argentina a la Liga Española.

En la previa de la semifinal histórica que vivió el San Pablo Burgos ante el Barcelona por la Liga Endesa el ala pívot no se olvidó de sus raíces y habló sobre su paso por el “Verde” concordiense. El jugador sostiene que en Argentina mejoró su nivel y que la competencia interna le sirvió mucho. “Estoy muy agradecido con la gente de Estudiantes”, señaló al programa Vivo Verde.   

El cubano llegó al elenco entrerriano desde el Club Atlético Tabaré, de la liga uruguaya, a fines del mes de enero del 2016 y a finales del mes de marzo sufrió una fractura en la base del quinto metatarsiano, debió ser operado y se perdió el resto de la temporada.

Fue la primera etapa de Rivero que se había convertido en una pieza importante en el equipo conducido por Hernán Laginestra, jugando 16 juegos, sumando 8,9 puntos y 4,1 rebotes en 25,5 minutos de promedio por partido.

La lesión no lo iba a dejar sin revancha con la camiseta de Estudiantes. Jasiel Rivero apretó el puño y volvió con su valija a Concordia en la temporada 2017-2018 donde brilló con el equipo de Lucas Victoriano.

El profesional opinó sobre sus ex entrenadores en Estudiantes: Hernán Laginestra y Lucas Victoriano: “Con los dos aprendí mucho, me guiaron y aconsejaron. Siempre estaban pendientes de mí y me brindaban su apoyo dentro y fuera de la cancha. Estoy muy contento de haberlos tenido en mi carrera deportiva”.

Otro que lo acompañó en su estadía por Concordia fue Federico Marín, a quien Jasiel lo trata cómo un hermano: “El Pájaro fue uno de las personas que también me ayudó mucho, estaba en todos los detalles y me respaldó en lo que necesitaba”.

Asimismo, Marín rápidamente le recordó su gran pasión por degustar los asados que él le cocinaba: “Uno venía con mucha hambre y con deseo de comer todo el asado. Quería comer la carne y me jodían que me comía hasta los cubiertos, jajaja”, contó Rivero Fernández.

Por otra parte, el nacido en La Habana contó la experiencia que tuvo al competir en el equipo con el español David Doblas en su segunda etapa de Estudiantes: “Hicimos una gran amistad y tuvimos una buena relación. Él era el capitán y la voz clave del equipo. Con su experiencia nos ayudó mucho y sacó cosas positivas dentro del grupo. Le estoy muy agradecido”.

Con otro con el que compartió cancha fue con su compatriota Javier Justiz Ferrer: “Nunca imaginamos jugar juntos, para nosotros fue un logro. Compartir equipo con él fue increíble. Ahora los dos estamos jugando en España y compartimos momentos en la Selección de Cuba”.

Sobre la ciudad y el estadio del “Verde”, el basquetbolista respondió: “Concordia es una ciudad sencilla y linda. Lo que más me gustó fue jugar en el Gigante Verde, el público alentaba en los momentos buenos y malos y eso para un jugador es fundamental. A pesar de que la cancha es chica todos juntos se hacen fuertes y eso los hace poderosos en su casa”.

Por último, sobre el regreso a Estudiantes, Jasiel afirmó: “Estoy agradecido con todo lo que me dio Estudiantes, siempre me comunico con mis ex compañeros porque conformamos una familia. Siempre  uno quiere volver y regresar a Concordia”.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

¿Te gusta este sitio? No te pierdas nuestras noticias