Actualización en BPA aplicadas a la producción fruthortícola para docentes de escuelas agrotécnicas

alt="Habrá una nueva edición del curso-taller de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) aplicadas a la producción frutihortícola destinado a docentes de escuelas agrotécnicas"
Habrá una nueva edición del curso-taller de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) aplicadas a la producción frutihortícola destinado a docentes de escuelas agrotécnicas.

Con la iniciativa se buscan profesionales capacitados en estrategias productivas para brindar seguridad y garantías a los consumidores.

Funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) mantuvieron un encuentro con el presidente del Consejo General de Educación de la provincia de Entre Ríos, Martín Müller, donde se estableció una agenda de trabajo conjunto y se avanzó en la elaboración del cronograma para el dictado de la nueva edición del curso-taller de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) aplicadas a la producción frutihortícola destinado a docentes de escuelas agrotécnicas.

Del encuentro, celebrado en la sede del Consejo General de Educación de la ciudad de Paraná, en la provincia de Entre Ríos, participaron Maximiliano Villone, director del Centro Regional Entre Ríos junto a Carolina Kaul, referente de Agricultura Familiar y Leonardo Cozza, referente de BPA en la provincia.

Esta acción se enmarca en una propuesta formativa que es una iniciativa del Senasa junto a la Mesa de Buenas Prácticas Agropecuarias de Entre Ríos, que está integrada por 30 instituciones, dentro de las que, del ámbito de educación, tanto formal como no formal, se destaca el rol de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y el Colegio provinciaal de Profesionales de la Agronomía .

Las BPA forman parte de los llamados Sistemas de Aseguramiento de la Calidad de los Alimentos, y constituyen todas aquellas acciones tendientes a reducir los riesgos microbiológicos, físicos y químicos en la producción primaria, teniendo como objetivo principal el logro de alimentos inocuos, a partir de producciones que promueven el cuidado del ambiente y la salud de los trabajadores.

En este sentido resulta primordial contar con profesionales capacitados en estas estrategias productivas, las cuales resultan clave a la hora de brindar seguridad y garantías a la población que consume, manipula y/o participa en la producción de alimentos.

La propuesta de actualización docente en esta temática, aplicadas a la producción frutihortícola, representa una oportunidad de capacitación dirigida a quienes están directamente involucrados en la formación de docentes de Escuelas Agrotécnicas, y para los que manejan sistemas productivos frutihortícolas en los establecimientos educativos y son responsables en la implementación obligatoria de las BPA.

La oferta contempla la modalidad semipresencial, y en los encuentros virtuales se desarrollarán los temas teóricos y en las presenciales se abordarán las actividades de reflexión y de prácticas. La modalidad es agrupar a las escuelas agrotécnicas de la provincia, por departamentos para realizar visitas rotativas, con la intención de que todas desarrollen la totalidad de las actividades propuestas.

Con una duración de 7 semanas, el programa prevé 3 módulos y un total de 32 horas cátedras. La evaluación final contempla la evaluación en línea, la entrega de un diagnóstico por parte de la escuela en función a la implementación de las BPA, y la confección de un documento, de carácter obligatorio donde se deberán recuperar los contenidos abordados a lo largo del curso, las recomendaciones que se le harían al productor y la reflexión sobre los desafíos a futuro de las BPA. Se espera que cada grupo de docentes logre apropiarse de la temática y hacer con esta un aporte a su práctica diaria.

Al finalizar el encuentro, Villone destacó que “el Centro Regional Entre Ríos viene llevando adelante un sostenido trabajo para que los productores asimilen estas prácticas que, resultan un requisito fundamental para los alimentos comercializados en los mercados concentradores”.

En esa línea, Kaul sostuvo que “desde el Senasa se realizan determinaciones de contaminantes químicos y microbiológicos en muestras de hortalizas y frutas frescas a partir del Plan Nacional de Control de Residuos e Higiene en Alimentos y la implementación del Sistema de Control de Frutas y Hortalizas Frescas, Resolución Senasa N° 637/11; de allí la necesidad que el sector de producción implemente las BPA como un sistema preventivo que apunte a corregir situaciones no deseadas”.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Te gusta este sitio? No te pierdas nuestras noticias