El supuesto homicida fue alumno de la docente asesinada

Policías durante el allanamiento a la casa del presunto asesino.

Horacio Blasón, jefe de la División Homicidios, que participó de la investigación por el crimen de la mujer recordó en Códigos que la investigación “está en etapa de proceso; sí se ha adelantado mucho. A la fecha hay una persona detenida que ha sido hallado con elementos muy comprometedores, por lo que el fiscal Arias ha determinado que quede alojado a disposición e imputado en la causa”.

Como ya se sabe, el imputado es un hombre de 40 años, divorciado, empleado de una de las más conocidas panaderías de Concordia.

Al tomar conocimiento del hecho ocurrido el lunes, “la policía realizó un cerramiento de la cuadra, de manera inmediata. Hay casas que están habitadas, y otras no, hay escuelas, un montón de elementos que llevaron a pensar que la persona quedó escondida en la cuadra”, rememoró.

Recordemos que la hermana de la víctima alcanza a ver que huyen. “Ella intenta entrar por el frente, pero no puede hacerlo porque la puerta estaba cerrada con llave desde adentro, intenta entrar por la cochera, y siente que alguien abre la puerta, cree que es su hermana. En ese momento ve que es un masculino que estaba saliendo de la casa, que cuando se ve advertido, cierra con llave. Ella corre hasta la esquina y da aviso a la policía que inmediatamente ingresa a la casa y cierra la manzana”, agregó el funcionario policial.

Se convocó a la División Homicidios para que se sume a la investigación que llevaba adelante el equipo de investigación de Concordia.

“Más de 20 cámaras, entre domiciliarias y comerciales, se fueron descargando inmediatamente, para ver las personas que pasaron por el lugar. No se hallaron personas sospechosas, que pudieran haber estado merodeando en la zona”, refirió agregando que “había unos indicios dentro de la casa, como una escalera que estaba apoyada sobre una de las paredes lindantes a una panadería. La persona que estaba trabajando en la panadería, como todos los vecinos de la manzana, fueron entrevistados, tendiendo a buscar a alguien que haya escuchado algún ruido, peor no fue así, nadie escuchó nada. Por eso se decidió en el día de ayer, hacer una entrevista más personalizada con todos los empleados, llevarlos a la Jefatura, identificarlos. Casualmente cuando todo el personal estaba en la panadería, la dueña del lugar fue advertida por uno de los empleados que no había sido entrevistado todavía, había hallado en el interior del vehículo que utilizan para reparto, elementos concretos relacionados a la víctima”, contó. Es así que llegaron a una persona “que al ser entrevistada, al ser parte de una requisa ordenada por el fiscal interviniente, se le encontró en su poder elementos relacionados con la víctima”.

El empleado de la panadería, ahora imputado, había sido “alumno de esta docente, hace varios años, por lo que se conocían. Una de las hipótesis es que esta persona sabía que la docente vivía sola”.

Blasón apuntó que la causa sigue y que “por los indicios, se investiga si podría haber participado otra persona”.

Otro aporte probatorio relevante es el que surgió de los primeros peritajes realizados en el teléfono celular del detenido, que vienen a confirmar que intentó vender las joyas robadas a Teresita Galli en una joyería ubicada en calle Catamarca. Estaría acreditado que dejó esos elementos de valor en el local y debía pasar a cobrar en la misma tarde en que cayó detenido. “El joyero tenía registrado las personas que han ido a vender y comprar (a su local), fue excelente en su actitud, enseguida puso todo a disposición”, afirmó Blasón.

El imputado por el crimen de Galli “es una persona con antecedentes de violencia hacia las mujeres, había sido condenado por este tipo de hechos. Por robo no tenía antecedentes”.

De curioso a sospechoso

El dato que llama la atención es que el detenido, fue quien el pasado lunes, permitió el ingreso de la policía al depósito minutos después de conocido el crimen. Vale recordar que como la hermana de Galli dijo que los encapuchados se escaparon por la parte trasera de la vivienda, los efectivos hicieron rápidamente una búsqueda por las viviendas lindantes, y fue precisamente el ahora principal sospechoso y detenido, quien les abrió la puerta.

Además se supo que esta persona se habría acercado a los periodistas que estaban en el lugar para manifestar su curiosidad sobre lo acontecido en la vivienda de calle San Luis. (Fuente: El Once).

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

¿Te gusta este sitio? No te pierdas nuestras noticias