PETROLERA ESTATAL URUGUAYA CORTÓ EL SUMINISTRO DE COMBUSTIBLE A INTENDENCIA A DE SALTO POR UNA DEUDA DE CASI 500 MIL DÓLARES

La intendencia de Salto negó que por el corte del suministro de combustibles se vea afectado el transporte urbano de pasajeros.

La Intendencia Municipal de Salto,  en que está comprendida  la tercera  ciudad más grande de la República Oriental del Uruguay, está sin combustibles debido a que la petrolera estatal uruguaya ANCAP le cortara el suministro debido a una deuda de casi 500 mil dólares.

Ante esta situación, las autoridades municipales de Salto aseguran que la caída de la recaudación no les permite afrontar la deuda de la manera que pretende ANCAP, empresa que habría ofrecido diferentes opciones de pago para refinanciar la deuda.

Como asimismo otras intendencias del país tienen deudas con la petrolera, la empresa habría ofrecido a todas los mismos planes de financiación y, a excepción de Salto, todas las demás ya habrían comenzado a efectuar sus pagos.

Por su parte en entrevista otorgada a Radio Arapey de Salto, el candidato a Intendente de ese departamento, Dr. Andrés Lima, denunció “falta de voluntad por parte de ANCAP para poder llegar a un acuerdo”.

El ex intendente, que peleará por la reelección en setiembre, dijo que lo que sucede en Salto “está ocurriendo en todo el país y en todo el mundo. Desde que comenzó la pandemia ha caído la recaudación por la contribución inmobiliaria o la patente de rodados y eso ha impactado en las finanzas de  Intendencia”. Lima estimó las pérdidas de la comuna en 120 millones de pesos uruguayos (casi doscientos millones de pesos argentinos) en estos casi 4 meses de pandemia.

Lima dijo al medio que la Intendencia no le está reclamando a ANCAP que le perdone la deuda, sino que “le está pidiendo pagarla en cuotas de 2 millones (poco más de tres millones trescientos mil pesos argentinos)  mensuales, además del pago del mes a mes, mientras que ANCAP le planteó a la Intendencia que tiene que hacerlo de contado”

También, señaló que él está intermediando en lugar del actual intendente Alejandro Novoa “en virtud de haber ocupado el sillón comunal durante cinco años”.

Manifestó que mantuvo una comunicación con José Luis Falero subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) del gobierno uruguayo,  a quien explicó la delicada situación. “Falero me comunicó que informaría de este tema al presidente Lacalle a fin de autorizar el pago de la deuda en función de los ingresos de la Intendencia de Salto”, agregó .

Por otra parte, Novoa negó que la comuna se vea perjudicada en los servicios que ofrece en la medida de que “en vez de comprarle a ANCAP le vamos a comprar a una Estación de Servicio” y advirtió que “si ANCAP no acepta esta forma de pago la Intendencia tendrá que seguir comprándole los insumos a los proveedores privados”.

Mientras tanto, en una entrevista concedida al salteño Diario Cambio,  Gustavo Chiriff – Director del Servicio de Ómnibus de la Intendencia de Salto –descartó que se vea afectado el servicio de ómnibus en la ciudad (en Salto el transporte urbano de pasajeros es brindado por la Intendencia) por el corte del suministro de combustible y aseguró que no se va a tomar ninguna medida que tenga que ver con reducir frecuencias para ahorrar combustible. “Lo que estamos haciendo es regular la frecuencia de los ómnibus dependiendo de la demanda, hay días que hay una baja demanda y por eso se baja la circulación de coches, pero para nada tiene que ver con el combustible, no vamos a hacer recortes”, sostuvo el funcionario.

De acuerdo a Chiriff  los litros de combustible que consumía mensualmente  el servicio de ómnibus eran 68.000 litros de gasoil, lo que en pesos uruguayos suma una cifra de 2.720.000 pesos  (casi cuatro millones y medio de pesos argentinos) .

Sin embargo, debido  a la pandemia que llegó en marzo al Uruguay, en el mes de abril el servicio de ómnibus bajó el gasto de combustible a 30.000 litros, lo que en pesos uruguayos significa una cifra de 1.200.000 (casi dos millones de pesos argentinos), debido a que se redujo la circulación de las unidades.   Actualmente el servicio está consumiendo 48.000 litros mensuales,  lo que genera un gasto de 1.920.000 pesos uruguayos (casi tres millones doscientos mil pesos argentinos) al mes a la Intendencia Municipal de Salto. El recorte de combustible de parte del ente estatal afecta no solo al servicio de ómnibus, sino a toda la flota que tiene la Intendencia, por eso se buscó una solución inmediata solicitando a un proveedor local que suministrara combustible a la comuna. Con esta situación la Intendencia puede continuar con los servicios esenciales, aunque en algunas áreas habrá una disminución en la circulacion de vehículos hasta tanto no se normalice la situación.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

¿Te gusta este sitio? No te pierdas nuestras noticias