Renunció asesor de la CARU tras condena por violento y pistolero

El excandidato a intendente de Paysandú tomó esta decisión tras ser condenado por violencia doméstica y tenencia ilegal de armas.

El excandidato a intendente de Paysandú (Uruguay) y exalcalde de Quebracho (Uruguay), el nacionalista Mario Bandera, presentó la renuncia a su cargo como asesor en la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) días después de haber sido condenado por la Justicia por los delitos de violencia doméstica agravada y tenencia ilegal de armas, confirmó 970 Noticias.

Bandera fue detenido días atrás ante una denuncia realizada el miércoles de la semana pasada por parte de su esposa, la directora de Hacienda de la Intendencia de Paysandú Andrea Bottesch, por violencia verbal y psicológica. Esto llevó también a que presentase su renuncia al Partido Nacional el pasado viernes.

Renunció asesor de la CARU tras condena por violento y pistolero

Bandera ya había presentado el viernes de la semana pasada su renuncia al Partido Nacional tras ser condenado en juicio abreviado por violencia de género y tenencia ilegal de armas.

Luego de haber llegado a un acuerdo con el fiscal departamental Carlos Motta el exalcalde nacionalista deberá cumplir una pena de nueve meses en régimen de libertad a prueba, además de hacer tareas de trabajo comunitario, presentarse a la seccional policial que le corresponda y recibir tratamiento psicológico.

Ante la justicia sí, ante la prensa no

Sin embargo, a pesar de consentir con las acusaciones de la fiscalía, Bandera expresó todo lo contrario ante la prensa y dijo que la denuncia por violencia de género que recibió de su pareja fue «un malentendido», en declaraciones consignadas por 25siete, Radio Fénix y Montevideo Portal.

Según había informado El Observador, en la discusión que derivó en la denuncia, Bandera usó un cuchillo para cortar una planta, la moquete y las cortinas de una habitación de la casa. Luego, el jefe de Policía de Paysandú, Eduar Álvez, también había declarado que en ese hogar se había encontrado armas de fuego y armas blancas.

Sin embargo, para Bandera se trató de “un malentendido”. “Yo no le pegué a nadie ni hice nada. Una vez en siete años de relación no da para… Esto es totalmente injusto”, señaló el político blanco, que se negó a profundizar en los hechos que derivaron en esta situación.

“Yo no soy así. Me destrozaron la vida particular, me destrozaron la vida profesional, la vida laboral y la vida política. El fondo de esto es todo eso; cuando uno está en política es una máquina de picar carne”, dijo.

Bandera fue consultado sobre los hechos de violencia doméstica y su eventual arrepentimiento: “las internas familiares…” fue su respuesta, aunque subrayó que lo que pasó “no fue violencia, violencia nunca hubo”.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

¿Te gusta este sitio? No te pierdas nuestras noticias