Estudiarán la seguridad ciudadana en la región fronteriza de Concordia-Salto

En América Latina es reciente el abordaje de la seguridad ciudadana y el rol específico que le cabe a los gobiernos sub nacionales para su abordaje transnacional. Un equipo de la UNER desarrollará un proyecto de investigación sobre la región fronteriza de Concordia-Salto, para profundizar en esta temática.

El estudio, que se denomina Seguridad ciudadana en fronteras. Estudio de caso en la región fronteriza del Río Uruguay: gobiernos sub nacionales frente a amenazas trasnacionales en Entre Ríos (Argentina) y Paysandú (Uruguay), es dirigido por María Eugenia Cardinale, doctora en Ciencias Sociales y docente en la Facultad de Trabajo Social.

Estudiarán la seguridad ciudadana en la región fronteriza de Concordia-Salto. Parte I.
Estudiarán la seguridad ciudadana en la región fronteriza de Concordia-Salto. Parte II.

En diálogo con UNER Medios, Cardinale relató que esta temática que “consideramos relevante” fue presentada en la XIII Bienal del Coloquio de Transformaciones Territoriales. Su objetivo -especificó- es “generar aportes a diversos abordajes referidos al estado de situación de la seguridad ciudadana en regiones fronterizas, como la de Entre Ríos/Paysandú, mediante las acciones y acuerdos de dichos gobiernos sub nacionales frente a las amenazas transnacionales”.

“Los gobiernos sub nacionales son particularmente los que aluden al nivel provincial de Argentina y departamental en Uruguay”, describe la investigadora. “Si bien la provincia de Entre Ríos abarca mayor extensión geográfica a lo largo del Río Uruguay que el departamento de Paysandú, era necesario equiparar niveles de gobierno similares en las estructuras administrativas de ambos Estados”, mencionó. Además aclaró que entre las dos jurisdicciones sub nacionales que abarca el estudio “el paso de frontera que las une es Colón- Paysandú” y que “en este caso nos referimos a la ciudad cabecera departamental con el mismo nombre que el departamento”.

A su vez, precisó: “En Argentina pueden reconocerse cambios importantes a partir de la reforma de la Constitución Argentina de 1994, donde se establece la descentralización administrativa del Estado que profundiza las atribuciones provinciales y municipales. Para las ciudades de Entre Ríos la reforma de su constitución en el año 2008, reconoce la autonomía municipal. En el caso de Uruguay, que a diferencia de Argentina tiene una composición administrativa centralista, la mayor autonomía de departamentos y la creación de municipios como unidades administrativas se establecieron en momentos históricos recientes”.

Estado de situación

Consultada por los datos que se obtuvieron mediante el relevamiento y las entrevistas, la investigadora detalló “instancias a nivel bilateral Argentina-Uruguay en cooperación de larga data como el acuerdo para la administración conjunta del Río Uruguay (Comisión Administradora del Río Uruguay -CARU-), o por ejemplo, los controles fronterizos comunes de los pasos”.

Por otra parte añadió que “a nivel sub nacional se dan dos cuestiones: las acciones cooperativas promovidas por los propios estados centrales y, asimismo, iniciativas de las ciudades fronterizas con la provincia de Entre Ríos o el departamento de Paysandú como regiones del Río Uruguay”.

Al respecto, Cardinale destacó que se produjo “una reactivación en 2019 por parte de los Comités de Integración, instancias en la que se desarrollan reuniones periódicas entre gobiernos sub nacionales y gobiernos nacionales (cancillerías, delegados de CARU, aduanas, etc.) de ambos lados de la frontera. Además existe, con carácter transfronterizo, la Comisión para el Desarrollo de la Cuenca del Río Uruguay (CCRU) donde los temas de incumbencia no contemplan la seguridad ciudadana pero sí aspectos como puertos, desarrollo productivo, turismo, educación y cultura”.

Se producen además encuentros por las Áreas de Control Integrado de los pasos fronterizos donde participan las Fuerzas Armadas, policías, cancillerías, aduanas y migraciones. “Las entrevistas nos han permitido conocer que las principales vinculaciones en seguridad pública para temas fronterizos o transfronterizos, se tratan de forma informal entre las fuerzas policiales provinciales-departamentales y los consulados destinados a ambas zonas. En términos oficiales, a una situación ilegal o criminal se le da curso vía consular o vía judicial (fiscalía), y en caso de ser un asunto policial transnacional o transfronterizo el espacio institucional designado es Interpol”, enfatizó la investigadora.

Dinámica de pasos

Acerca de las vinculaciones entre poblaciones de ambas zonas fronterizas, la docente referenció que “son constantes y cotidianas”. En ese sentido mencionó que “existe un carnet de vecindad para el cruce de los puentes, las autoridades tienen trato personalizado y mantienen vínculos directos. Sin embargo, esto no se traduce en mecanismos efectivos de cooperación transfronteriza que puedan facilitar las relaciones existentes mediante dispositivos directos o exclusivamente fronterizos y sub nacionales”.

Asimismo, explicó que en Argentina los asuntos policiales están estrictamente separados de los controles y vigilancia de fronteras: “de esta manera las amenazas globales quedan en manos de fuerzas de seguridad especializadas -Gendarmería, Prefectura y Policía Federal para delitos complejos-; y en el caso de Uruguay, esos controles se encuentran a cargo de la policía de fronteras, de seguridad ciudadana y, en el caso del río, militar”.

Además, especificó que “en ambos aspectos hablamos de exclusivo control por parte del Estado central y con relación a parámetros de seguridad ciudadana que son los tradicionales, basados en la represión o prevención del delito vía vigilancia y observación del espacio público”.

Finalmente, la especialista se refirió a la continuidad del trabajo y adelantó la proyección de un segundo tramo de la investigación, enfocado en la cooperación transfronteriza y la seguridad ciudadana en los espacios respectivos. En tal sentido, destacó que si bien las fronteras adquirieron relevancia a partir de la pandemia global de Sars-CoV-2, “los debates acerca de la porosidad, fortalecimiento, extensión o recrudecimiento de fronteras tuvieron una importancia creciente durante todo el siglo XXI y, en particular, la cuestión de la defensa y seguridad en regiones fronterizas en la última década”.

La propuesta de esta continuación se basará en “conocer la cooperación transfronteriza y seguridad ciudadana en el espacio regional translocal -Comisión para el Desarrollo de la Cuenca del Río Uruguay (CCRU)- a partir de su conformación en 2018. Estudiaremos tres zonas fronterizas concretas: Colón-Paysandú, Concordia-Salto, así como la triple frontera Monte Caseros (Argentina), Bella Unión (Uruguay) y Barra do Quaraí (Brasil)”, concluyó.

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

¿Te gusta este sitio? No te pierdas nuestras noticias